miércoles, 25 de junio de 2008

gran premio DIPUTACION de Salamanca

Se acerca la fecha del gran premio Diputación de Salamanca, ese meeting que de la mano de UNIPUBLIC se convirtió en el escaparate de la ciudad charra en el mundo, que pasó de ser una reunión más del calendario nacional español a convertirse en una de las pruebas referencias a nivel mundial del circuito internacional de atletismo.
Y es que el meeting de Salamanca quizás no pueda competir con una reunión de Golden League en lo que a nómina de atletas participantes se refiere, quizás no haya podido contar con todos los campeones y finalistas de los grandes campeonatos, pero durante años ha visto como competían en las instalaciones del Helmántico atletas como Michael Johnson, Linford Christie, Iván Pedroso, Kajsa Bergquist, amén de los mejores atletas españoles de cada momento.
Mención aparte merecen dos atletas, Jonathan Edwards con su record mundial de triple salto en 1995, aquellos 17.98 que abrieron la puerta de los 18.29 que consiguiría meses despues en el campeonato mundial y que 13 añós después aún coronan la tabla de records mundiales de la disciplina.


Aunque el verdadero responsable de que esta pista de atletismo (ni siquiera es un estadio) fuese conocida en todo el mundo fue un atleta cubano, un jovén de Limonar, en la provincia cubana de Matanzas, que con apenas 20 años asombró al mundo en 1988, unas semanas antes de los JJOO de Seul (a los que Cuba no acudiria por boicot), con un salto de 2.43 que convertian a Javier Sotomayor en el nuevo recordman mundial de la especialidad, superando en 1 cm la marca del sueco Sjoeberg también presente en la capital salmantina.



El propio Sotomayor fue el encargado de borrar Salamanca de la tabla de records mundiales con sus 2.44 de Puerto Rico, pero en 1993 volvió a su pista talismán en la ciudad del Tormes para establecer un record mundial de 2 metros y 45 centimetros al que aún hoy, 15 años después de la azaña, nadie ha podido siquiera acercarse.




El rumor corrió como la pólvora por todo el planeta, se hablaba de una pista mágica para los saltos, pero también para la velocidad, Michael Johnson corria los 200 metros en 19.91 y un año despues se quedaba a apenas 8 centesimas del record mundial de los 300 metros con 31.57, Ivan Pedroso llevaba su marca en el salto de longitud hasta los 8.71 en un pasillo protegido por el viento en el que algunos dicen que salto más de 9 metros en un salto que fue considerado nulo por apenas un centimetro. Los records nacionales se sucedian también y la leyenda de la pista aumentaba, en el próximo capítulo hablaremos de los lanzamientos en el meeting, del duelo Nelson-Martinez del 2002, y de muchas cosas más.

1 comentario:

Manuel Angel Toral Fernandez dijo...

GRANDISISISISIMO REPORTAJE MEN!

Pero se te olvidó mencionar que el ilustre Villaviciosino: Toral, y no es familia de Hevia el gaitero, consiguió la medalla de bronce en un campeonato de España sub23!!

madre madre madre, mira que pasaron ya años a lo tonto y a lo bobo!!

y compartí el podium con los mismo que el último GP Ciudad de Leon... jejejeje