martes, 2 de marzo de 2010

GRACIAS!!!!

No puedo empezar este post de otra manera, me habéis hecho sentir un tipo muy afortunado, afortunado por sentir el apoyo y el afecto de todos los que habéis estado pendientes de mi actuación, en el velódromo, en el foro, en el blog, por teléfono… GRACIAS A TODOS, porque vosotros lo habéis hecho posible, es más incluso habéis hecho que esta locura parezca que tiene sentido. GRACIAS



Y ahora voy con la crónica del fin de semana, creo que es lo mínimo que os debo después de tanta ayuda.



Comenzó el fin de semana a las 9 de la mañana del Viernes, dos Chemas Peña (padre e hijo) discutían en el musgostadium sobre la mejor manera de colocar las pértigas en el coche, después de pensar que me salía con la mía, fui a clase, y cuando salí del colegio me encontré con que el señor del bigote, aparte de ser mejor jugador de golf que yo, también tiene más idea de colocar tubos con pértigas en el coche. Después de comer iniciamos nuestro viaje hacia Valencia, aunque he de reconocer que estuvo bien poder viajar a velocidad normal, habría tenido gracia ir a 90 y con el zumbido de las cinchas dentro del coche (que es como hubiéramos ido si las hubiese fijado yo ).



Sabado: Comienzan las pruebas, arranca el Heptatlon con los 60 metros lisos. Durante el calentamiento tengo buenas sensaciones en la salida, pero en la aceleración y el lanzado el tendón empieza a estar raro (son las 10 de la mañana y a esta hora suele molestarme más que por la tarde), ya en carrera hay un pequeño lío en la salida (esta suena por megafonía) pero acabo en 7”25 (más o menos lo esperado). En la longitud tuvimos la alegría del día, pues a pesar de no poder empujar duro en la carrera conseguí unos buenos 6,84 (a 5 cm de mi marca de aire libre), lo malo es que el tendón ya empezaba a dar señales de agotamiento y sólo llevábamos 2 pruebas, quedándonos por delante lo peor.

Llega el peso y primer pinchazo, 15.63, culpa mía, mía y de Chema. Desde la copa del rey no hice ni un solo tiro en circulo (he estado girando en el tartan y en el gimnasio), lo cual provoca que me encontrase perdido, encima en el calentamiento en vez de ponerme a hacer validos para recuperar sensaciones, pues me dediqué a intentar tirar lejos sin preocuparme de la técnica (hice un par de nulos de 17+, pero esos no suman puntos). Acaba el peso y me doy cuenta de que ya estoy cojo del todo, apenas si puedo andar, menos mal que Diego (fisio de Castilla y León) anda por allí y comienza a ejercer de salvador: me pone un vendaje compresivo que me permite aguantar la altura. Además estaba en la grada mi compañero de combinadas en Oviedo, Kike Márquez (2,21 en altura, que se dice pronto), que ejerció de entrenador, sus consejos me llevaron a saltar 1,81 y estar a punto de pasar el 1,84. Con esto acabamos el primer día más o menos según las previsiones, por encima de los 3.000 puntos.



Domingo: Comienza el día muy temprano, las vallas son a las 10, pero a las 8.30 ya estamos todos en la pista calentando, mi tendón no está para nadie, a pesar de que Diego se pega el madrugón para vendármelo, el pie no puede empujar nada, me cuesta horrores llegar a la 1ª y de ésta a las 2ª parecido, hago unas cuantas salidas y la cosa no mejora, lejos quedan las sensaciones del último entreno que me dejaron convencido de mis posibilidades de bajar de 9”00. Llega la carrera y continúa el horror, además de no llegar fácil, no bajo de la valla, porque al ser el pie de batida no genero inercia y me quedo colgado encima. 9”47, en estas circunstancias puedo considerarlo como hasta bueno, pero los 5.000 se empiezan a alejar. Llega la pértiga, un mes después del 3.70 de Oviedo vuelvo a agarrar una pértiga, apenas si puedo correr por lo que me olvido de las pértigas “de verdad”, agarro la 4,30 y trato de arrebañar todos los puntos posibles: salto 3.20, 3.50 a la 3ª, y me voy a 3.70 donde sólo hago un nulo creíble (el 2º). Ya en la grada, mientras observo como saltan mis compañeros, me entero del tiempo que necesito en el 1.000 para pasar de los 5.000 puntos (2”43), con el tendón así ni de broma puedo hacer tal tiempo (seguramente con él bien tampoco). El caso es que decido correr el 1.000 en zapatillas de calentamiento para no arriesgar más, en las últimas semanas he hecho algún rodaje muy, muy duro (además de las series) y tengo confianza en poder correr rápido a pesar del tendón. La carrera será una de las que más recuerde durante mucho tiempo, no por el 2´46” (que en las condiciones que estaba está bastante bien) sino por la sensación de correr empujado por los gritos de ánimo, del montón de AMIGOS que había en la grada, dejándose la garganta por mí. Eso no lo olvidaré nunca.



GRACIAS A TODOS

4 comentarios:

gargar dijo...

Chema ENHORABUENA!!! sin saber el estado de tu tendón ya me parecía una grandisima actuación, pero dadas las circunstancias tiene mucho mas mérito. Estoy seguro que en breve y en cuanto mejores minimamente tuds pruebas más flojas lucharas por las medallas y quién sabe... ¿por algo más?.

P.d: en verano hay que sumar disco, jabalina y 400. 2 pruebas en las que eres fuerte y otra que no es de las que peor se te da... buen panorama se avecina.

Pablo Villalobos dijo...

Enhorabuena Chema, me alegro que estés contento con tu apuesta a pesar de las adversidades, con tu campeonato y es que lo importante, y más para un musgoman, es machacar y disfrutar compitiendo ;-) y eso en las combinadas son lo máximo.

Un abrazo

Juanfran dijo...

enhorabuena chema !! estas hecho un crack! vaya pedazo de marca en el 1000 y mas estando asi, a ver si para verano llegas al 100% y consigues los puntos que te mereces ;)

Felix dijo...

Enhorabuena Chema!. Espero que recuperes pronto esos tendones y te veamos en verano por encima de sietemil y pico.
Un abrazo,
Félix
P.D.: espero coincidir contigo en algún disco. El sábado tienes uno en Los Corrales...